Propiedades nutricionales de la carne de cerdo


Publicado el 14 de junio, por Taberner .

Propiedades nutricionales de la carne de cerdo

La carne de cerdo de capa blanca es uno de los productos claves de nuestra dieta. Sus propiedades nutricionales lo hacen imprescindible en todas las etapas de la vida.

Este tipo de carne nos aporta una importante dosis de vitaminas, como la tiamina, vitamina B6, niacina, rivoflavina y vitamina B12. Necesarias para mantener y conseguir una correcta salud en los tejidos que componen nuestro cuerpo. A esto debemos sumar su alto contenido en minerales como el hierro, zinc, fosforo, magnesio y potasio, necesarios para mantener unos correctos biorritmos en nuestro cuerpo.

A los niños, la carne de cerdo, les aporta proteínas de alto valor biológico necesarias para el crecimiento y el desarrollo de sus huesos, así como al normal funcionamiento del sistema inmunitario.

La carne de cerdo también es idónea durante el embarazo y la lactancia, época en la que aumentan los requerimientos nutricionales.

A las personas mayores, las proteínas de este tipo de carne, les ayudan a conservar la masa muscular y al mantenimiento de los huesos.

También es esencial en la dieta de los deportistas, por su contenido proteico y de vitaminas del grupo B, básicas para disminuir la fatiga. El hierro, el zinc y el potasio contribuyen al adecuado funcionamiento de los músculos.

Vitaminas y minerales de la carne de cerdo y algunas de sus funciones en nuestro organismo:

  • Potasio: contribuye al mantenimiento de la presión arterial normal.
  • Fósforo: contribuye al mantenimiento de los huesos y los dientes en condiciones normales.
  • Zinc: contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.
  • Hierro: contribuye al desarrollo cognitivo normal de los niños.
  • Vitamina B1: contribuye al funcionamiento normal del corazón.
  • Vitamina B3: ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.

Vitaminas B6 y B12: contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario.